La esperanza que el mundo ofrece es fugaz e imperfecta. La esperanza que Dios ofrece es inmutable, inconmovible e interminable. No es sorprendente, entonces, que cuando buscamos seguridad en recursos del mundo, nuestras esperanzas son a menudo aplastadas. Afortunadamente, Dios no tiene tal historial de fracaso. Como toda mujer sabe, la vida en el mundo actual tan frenético puede ser tan demandante y tan confusa, que se hace fácil perder de vista, al menos temporalmente, la esperanza que siempre está a disposición de quienes han decidido seguir a Cristo. Las ideas en estas paginas sirven como recordatorio de la abundancia, tanto aquí en la tierra como en el cielo, que Dios ofrece a todos los creyentes, incluida tú. Este tesoro de ensayos, citas y versículos de la Biblia tiene intención de recordarte el poderoso papel que la esperanza puede desempeñar en tu vida y en las vidas de tus seres queridos. Así que hoy, al embarcarte en la siguiente etapa del viaje de tu vida, considera las palabras del salmista: “Oh Señor, sólo tú eres mi esperanza; en ti he confiado” (Salmos 71:5, NTV). Entonces, haz tú lo mismo.

What's Inside

Read More Read Less

Reader Reviews